Empleados de Brainlab

Ingeniero de Software

Mohamed

El objetivo de Mohamed, desde que empezó su carrera en 2004 era trabajar como ingeniero de software. Su trabajo en Brainlab le depara la satisfacción de saber que está contribuyendo a crear tecnología que salvará vidas de pacientes. ¡Siga leyendo para conocer la historia profesional de Mohamed!

Empleados, Mohamed, Ingeniero de Software
¿Qué has estudiado?

Estudié Ingeniería Biomédica y de Sistemas en la Universidad del Cairo desde 2004 hasta 2009. La carrera incluía asignaturas muy interesantes, como Equipos Médicos y Electrónica, Ingeniería de Software y hasta Fisiología y Biología.

¿Cómo se ha desarrollado tu carrera profesional?

He dedicado toda mi carrera al área del software del sector de la salud. He asumido el papel de jefe de equipo en varios proyectos, fundamentalmente en adquisición de imágenes en 3D y en sistemas de gestión de salud.

¿Qué idiomas hablas?

Mi idioma materno es árabe, por supuesto. Además, también hablo bien inglés y un poco de alemán.

¿Cuál es la contribución de tu departamento a Brainlab?

El departamento de Robótica de Brainlab se creó hace poco. Nuestro objetivo es que Brainlab cause una impresión excelente al entrar en el mercado de robótica. Por este motivo, el trabajo del departamento de Robótica es crucial para determinar nuestra posición en este mercado.

¿Por qué decidiste dedicarte al sector de software médico?

Cuando acabé mi estudios trabajé para un gran fabricante de equipos médicos; una parte de mi trabajo allí consistía en asistir a intervenciones quirúrgicas para ver en acción nuestros avanzados equipos. Durante esta fase de mi trayectoria profesional, descubrí el importante papel que el software juega para que todo funcione. Y comprobé en vivo y en directo que a pesar de que los equipos estén muy bien diseñados, el software puede marcar la diferencia a la hora de salvar vidas humanas.

Cuándo eras pequeño, ¿a qué te querías dedicar de mayor?

Siempre quería ser un superhéroe, pero la ingeniería era mi plan B.

¿Cuál fue tu primera impresión de Brainlab?

Desde el principio, Brainlab me pareció una empresa profesional, organizada y muy eficaz. Me impresionó cómo se desarrolló la entrevista de trabajo y el proceso de selección en general: todos eran muy simpáticos y cordiales conmigo, pero estaba claro que el proceso estaba muy bien definido, por lo que todo funcionaba a la perfección. La empresa deseaba conocer bien a la persona que iba a contratar: las entrevistas eran exhaustivas y todos los participantes realizaban sus tareas de forma muy profesional y eran, al mismo tiempo, muy agradables.

Los primeros meses en la empresa corroboraron mi primera impresión. Mis compañeros de Brainlab se esforzaron mucho para transmitirme toda la información que necesitaba y participé en varios cursos y en sesiones de transferencia de conocimiento.

¿Cuál fue uno de los momentos más señalados en Brainlab?

El momento más señalado de mi trayectoria en Brainlab fue cuando el equipo de Robótica lanzó oficialmente al mercado un fragmento de software desarrollado por mí: ese fue mi logro personal más importante desde que me incorporé a Brainlab.

¿Cómo crees que Brainlab marca la diferencia en el sector de la salud?

Brainlab no solo crea continuamente soluciones médicas innovadoras, sino que también acoge simposios a los que acuden profesionales médicos de todo el mundo para intercambiar conocimientos y abordar oportunidades para contribuir al sector de la salud.

¿Con qué tres palabras describirías Brainlab?

Cordial. Dinámica. Inteligente.