Éxitos de Brainlab

de desarrollador a gestor de proyectos

Alexander

Los Gestores de Proyecto de Brainlab constituyen uno de los componentes básicos del área de Investigación y Desarrollo de Brainlab; su cometido es supervisar los proyectos para garantizar que se desarrollen correctamente y se cumplan los plazos previstos, actúan como nexo de unión entre los miembros del equipo. Hace poco estuvimos charlando con Alex, que se incorporó a la empresa en 2007 como Ingeniero de Diseño y que en la actualidad dirige un equipo muy simpático con una trayectoria de éxitos en I+D de Brainlab.

Individuals_Alexander_600x340

Uno de mis antiguos compañeros de universidad, que estaba trabajando en Brainlab por esa época, me contó que había una vacante de Ingeniero de Diseño Mecánico; yo ocupaba un puesto similar en otra empresa. Mi amigo me hablaba con frecuencia del excelente ambiente de trabajo, los compañeros jóvenes, los productos tan cool que desarrollaban, lo buena que estaba la comida en el restaurante, etc. Por eso decidí enviar mi currículum; dos semanas más tarde me invitaron a una entrevista de empleo, durante la que pude corroborar lo que me había contado mi amigo. Al día siguiente me comunicaron que había conseguido el puesto.

Me incorporé a la división Craneal desarrollando instrumentos para neurocirugía y ORL desde el primer esbozo hasta la producción en serie. Gracias a uno de mis primeros proyectos —una aguja navegada para colocar catéteres en ventrículos— me convertí en un experto en el desarrollo de productos estériles de un solo uso sometidos a disposiciones regulatorias muy estrictas.

En ese puesto también pasé a ser auditor principal externo, mi cometido era garantizar que nuestros proveedores fabrican los productos según nuestros requisitos y la normativa internacional.

Cuando llevaba 2 años trabajando en Brainlab, se creó un equipo global de Instrumental y me transfirieron allí; por esa época, empecé a asumir responsabilidades de gestión de los proyectos en los que estaba trabajando como especialista en diseño mecánico. Para esta nueva tarea constaté lo importante que son las habilidades sociales ya que es preciso coordinar a los proveedores y encargarse de la comunicación con las partes implicadas en el proyecto; es el aspecto que más me gusta.

Por otra parte, empecé a dar clases para el departamento de ingeniería biomédica de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Múnich, donde impartí una clase práctica acerca del desarrollo de dispositivos médicos. Durante las prácticas los alumnos optimizaron o contribuyeron a desarrollar nuevos productos de Brainlab.

En 2012 asumí la dirección de un proyecto estratégico de alta complejidad para desarrollar una tecnología de seguimiento totalmente nueva para cirugía guiada por imágenes. El equipo que tengo mi cargo ya cuenta con 11 empleados, que incluye Gestores de Proyectos, Ingenieros de Software e Ingenieros de Diseño Mecánico. Estoy muy motivado porque es un proyecto prioritario para Brainlab, en el que también está involucrado el Equipo Directivo. Además, estoy muy satisfecho de trabajar con un equipo tan profesional.