Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE)

La Directiva 2012/19/UE relativa a los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) tiene por objeto prevenir o reducir los impactos adversos de dichos residuos en el medio ambiente y en la salud humana. Los ciclos de vida de los dispositivos electrónicos son cada vez más cortos debido al avance de las tecnologías. Los productos remplazados, fabricados con recursos valiosos, pasan a ser residuos electrónicos que, si se desechan de forma inadecuada, pueden conllevar riesgos.
Brainlab tiene en cuenta los principios de la producción y el consumo sostenibles y contribuye a evitar la generación de residuos electrónicos innecesarios. Al diseñar nuestros productos, hemos considerado las posibilidades de reparación, actualización, reutilización, desmontaje y reciclado a la vez que aumentamos el impacto y la accesibilidad de la tecnología y el conocimiento médico para los profesionales de la medicina y sus pacientes.
Si es necesario reciclar su producto de Brainlab, consulte las instrucciones relativas a su país que se recogen más abajo.
En caso de dudas, envíe un correo electrónico a [email protected] o [email protected].

contenedor de basura

Según lo estipulado en la directiva 2012/19/UE, artículos 14 y 15, el equipamiento eléctrico y electrónico debe estar marcado con un símbolo de contenedor de basura tachado cono un aspa. El símbolo indica que el dispositivo no se debe desechar con la basura doméstica, si no que se deberá recoger por separado.

Recuerde que el usuario final es el único responsable de borrar los datos personales incluidos en los dispositivos que se van a desechar.

Si no encuentra las instrucciones de reciclado de su país, póngase en contacto con [email protected] o [email protected]